Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra [Política de Cookies] Aceptar cookies
Arroz
Sundari

RICE & ENJOY El toque exótico de lo auténtico

Recetas básicas de la cocina india

Principiantes · 30 Septiembre, 2015

Recetas-Basicas-India-2

Guía sobre cómo preparar platos indios sin complicaciones

Quizás siempre has querido hacer ese viaje a la India, ese que te cambiará la vida, según cuenta quien lo ha hecho. Pero aún no has podido pillar el petate y mientras ahorras y te decides, procuras matar el gusanillo con pelis de Bollywood,  ¿No has probado a cocinar? ¡Error, pequeño rajá! El recetario indio es fácil, exótico y variado. En esta guía te explicamos cómo transportarte hasta Bombay sin salir de casa con algunas consejos y recetas básicas de la cocina india.

El abanico de posibilidades en el recetario indio es tan extenso como el territorio sobre el que se asienta el país. Hay tantas variantes y matices regionales como idiomas y dialectos. La India es un lugar donde un viaje en bus de 5 Km. te permite escuchar diez lenguas diferentes, por lo que te resultará imposible aburrirte con su gastronomía. En esencia, la característica principal de todas las interpretaciones de la comida india es el uso de las especias.

Ingredientes más utilizados en la cocina india

Aunque en Occidente solemos asociar la comida india directamente al curry, que significa guiso, éste no es una especia en sí misma, sino una mezcla de ellas (anótalo, por si te quieres tirar el pisto con tus invitados o estás pensando en una cena clandestina). Además, no es el único protagonista porque las especias más utilizadas en la cocina india son el chile, el comino, la cúrcuma, el cardamomo, el jengibre o el clavo. Puedes tenerlas en cuenta si quieres aportar ese peculiar matiz oriental a tus recetas, que no sólo de curry vive el hombre.

¡Que no significa no usarlo, ojo! La cocina india sin curry sería como la española sin tortilla de patata. Y si se trata de curry, debes acompañarlo con arroz basmati. Este tipo de arroz se caracteriza por su grano largo, por su exquisito sabor y por su variedad de aromas. De hecho, el término “basmati”, en hindi significa rey de las fragancias. Como protagonista principal, como acompañamiento o como guarnición en infinidad de platos, el arroz basmati forma parte de la identidad de la cocina india y no debe faltar en tu despensa.

Cómo hacer arroz basmati

Debes tener en cuenta que, para que el arroz basmati quede suelto y conserve todas sus propiedades y su sabor debes lavarlo bien antes de cocinarlo, para que pierda el almidón y no se apelmace. Si quieres garantizar un buen punto de cocción, tienes que recordar que la proporción ideal es de dos partes de agua por cada parte de arroz utilizada y que debe permanecer al fuego unos diez minutos con la olla tapada. Al igual que no es agradable meterse en la boca una porción de paella con la misma consistencia de la argamasa de obra, no es de recibo preparar un kitchari con la textura de un ladrillo refractario.

Recetas básicas de la India

La cocina india, en general, además de exótica resulta nutritiva, muy poderosa en sabores, aromas y muy sencilla de preparar. Muchas de las recetas de la comida india no requieren más de media hora o cuarenta minutos, así que no tienes excusa y da igual cuáles sean tus preferencias: puedes darle una oportunidad a recetas vegetarianas como el biryani de verduras o un curry de garbanzos. Pero el biryani también puede ser de cordero, si te gusta más la carne. También puedes recurrir a uno de los buques insignia de la cultura india: el pollo tikka massala (que puedes encontrar en la mayoría de los restaurantes y que será una triunfada, si lo preparas en casa).

Si te gustan más los sabores a mar puedes marcarte un arroz pilaf con curry de gambas o un arroz basmati al curry rojo con gambas a la miel. Si quieres quedar como un marajá ante ese cuñado tuyo tan sabihondo y tiquismiquis, puedes sorprenderle con unas okras (o quimbombó) con nabos, langostinos y arroz. Si después de ese plato, de sabrosísima textura gelatinosa sigue afirmando que eres un negado en la cocina ten por seguro que lo suyo es envidia.

Con un pequeño huerto casero de hierbas aromáticas y especias en casa, esta guía básica, algo de curiosidad para buscar en mercados de comida internacional los ingredientes más exóticos y menos comunes y utilizando productos frescos y de calidad podrás seducir a cualquiera en la mesa con algunas de estas recetas básicas de la cocina india, que te convertirán en un protagonista absoluto, tan admirado y querido como Rabindranath Tagore.

3 thoughts on “Recetas básicas de la cocina india

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *