Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra [Política de Cookies] Aceptar cookies
Arroz
Sundari

RICE & ENJOY El toque exótico de lo auténtico

Niguiri de pepino y cebolla frita

· 10 septiembre, 2018

¿Quieres organizar una cenita japo? No sabemos si tienes alguna duda de lo que puede y no puede faltar en tu menú pero por si acaso, apúntate claro que en tu menú no pueden faltar los imprescindibles niguiris. Y, con un asterisco apunta esta receta de Niguiri de pepino y cebolla frita, que deja a más de uno niguirizado.

El niguiri es uno de los tipos de sushi más común y uno de los platos fuertes de la cocina japonesa. Se trata de una especie de croqueta de arroz sobre la que se coloca una loncha de pescado o marisco pero, esta vez, queremos que le des una vuelta a la receta tradicional, usando el pepino y la cebolla. ¡Ya verás que fáciles y deliciosos te salen!

Lo primero que tendrás que hacer es preparar el arroz para el sushi y, siguiendo nuestras instrucciones, no te costará nada. Una vez hecho esto, tendrás que darle la forma de croqueta al arroz, colocar una loncha de pepino sobre cada una de ellas y después, ¡añade un poco de cebolla frita sobre cada niguiri!

Un imprescindible que no puede faltar en esta receta es la salsa de soja, wasabi y jengibre por encima. Y además tiene la ventaja de que se prepara en un abrir y cerrar de ojos. ¡Todo muy sencillo!

Receta de Niguiri de pepino y cebolla frita
Niguiri de pepino y cebolla frita
Ingredientes
  • 160 g de arroz Sundari Sushi
  • 20 ml de vinagre de arroz
  • 8 g de azúcar
  • 4 g de sal
  • 190 ml de agua
  • 1 pepino
  • 2 cucharadas de cebolla frita
  • Salsa de soja
  • Wasabi
  • Jengibre encurtido

Instrucciones
  1. Lavamos el arroz con agua fría dentro de un bol para retirar el almidón, prescindimos del agua almidonada y repetimos la operación hasta que el agua salga limpia, aproximadamente unas 6 veces. Escurrimos el arroz y dejamos reposar 5 minutos escurriendo.
  2. Introducimos el arroz en una olla con el agua, cerramos con su tapa estanca, sin ningún escape posible de vapor. Ponemos a máxima potencia el fuego, y bajamos al mínimo cuando rompa a hervir. Cocemos durante 10 minutos y apagamos. Dejamos reposar 10 minutos.
  3. También podemos utilizar arroceras eléctricas. En este caso, añadiremos el mismo volumen de agua más un 10% más que de arroz y coceremos según el preceder de cada máquina.
  4. Mientras tanto, mezclamos el azúcar, la sal y el vinagre de arroz. Estiramos el arroz sobre el hanguiri, regamos con el aliño de vinagre y, con ayuda de un abanico y una espátula, aireamos enfriando rápidamente el arroz mientras se mezcla éste con el aliño, separando suavemente los granos mientras se mezcla. Reservamos tapado con un trapo húmedo.
  5. Cortamos el pepino por la mitad a lo largo y laminamos en finas lonchas.
  6. Con las manos humedecidas ligeramente en agua, pero bien escurridas, cogeremos unos 20 g de arroz y lo prensaremos con una mano dando forma de croqueta, pero sin convertir el resultado en una masa compacta y apelmazada de arroz. Se trata de que los granos se peguen pero que cuando lo introduzcamos en la boca, se abran y no tengamos que masticar una bola de arroz.
  7. Disponemos una loncha de pepino sobre cada pelota de arroz y, con las manos humedecidas, lo asentamos presionándolo levemente. Colocamos un poco de cebolla frita sobre cada niguiri.
  8. Servimos junto con unas cucharitas de salsa de soja, wasabi y jengibre encurtido.

  • icono tiempo preparación
    Tiempo de preparación: 35 mins
  • icono tiempo total
    Tiempo total: 35 mins

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valorar receta: