Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra [Política de Cookies] Aceptar cookies
Arroz
Sundari

RICE & ENJOY El toque exótico de lo auténtico

El pan naan

Principiantes · 30 Octubre, 2013

Chicken curry with pillau rice, keema naan, and a vegetable curry

Seguro que si os preguntáramos cuál es el elemento que nunca falta en ninguna de vuestras comidas nos diríais que el pan. También es así en la India, donde solemos sentarnos a degustar los platos más picantes acompañados de nuestro naan, el pan plano que hacemos en nuestros hornos tandoor.

Tal vez este tipo de pan sea uno de los elementos más unificadores del centro de Asia, y lo podéis encontrar tanto en el Norte de la India como en Afganistán, Irán o Birmania, entre otros lugares. Acompañar nuestro basmati con él es un acierto y, ¿sabéis qué? A veces viene con sorpresa.

Por ejemplo, podemos encontrar en el interior del keema naan relleno de carne, a la manera de vuestras empanadas; el Peshawari naan tiene pasas y nueves por dentro o el cheese naan con queso. Como veis, no nos aburrimos de comer todos los días lo mismo.

Aunque la receta varía en función del cocinero al que preguntéis, casi todas incluyen harina, levadura y yogur, ¡he ahí el secreto de que esté tan suave! Nosotros lo usamos en ocasiones a modo de “cuchara” cuando queremos comerlo con hummus, o para empujar el arroz hacia el tenedor, vaya, como vosotros.

Si os animáis a hacerlo, la buena noticia es que no vais a necesitar un tandoor para prepararlo, y que queda bastante bien en un horno convencional e incluso en una sartén, como recomienda Dan Lepard. ¿Nos ponemos manos a la obra y cenamos un pan naan?

2 thoughts on “El pan naan

  1. Gracias por existir…….qué delicia, ya quisiera estar en ese hermoso país, mum…”THAILANDIA” CUÁNTO deseo aprender de tu cocina, un abrazo desde mi Bogotá-Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *