Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra [Política de Cookies] Aceptar cookies
Arroz
Sundari

RICE & ENJOY El toque exótico de lo auténtico

Chicken rice, uno de los grandes platos de Singapur

· 12 Diciembre, 2013

El chicken rice es un plato de una gran sencillez, precisamente lo que hace de él algo tan especial. Se trata de una gran comida franqueada por pollo por todos sus costados. El arroz (cocido con caldo de pollo y con la grasa del caldo para darle el máximo sabor posible a pollo) se acompaña del caldo y de uno de los pollos más jugosos que se puedan hacer gracias a una técnica clásica china. Ni se te ocurra sustituir el caldo por uno industrial ya que su magia está en su delicioso sabor.

Curiosamente la preparación de este arroz se hace de una manera muy poco habitual en Asia, más parecido a como se hace en España, primero salteando el arroz en grasa y luego cociéndolo en un caldo, cuando lo asiáticamente habitual es hacerlo en agua sin grasa y sin nada que añada sabores, ni siquiera sal. Por eso lo hemos preparado con un arroz de sushi de Sundari, un arroz de buena calidad que tiene una cocción muy sencilla y que no se pasa con facilidad. Además este arroz, al contrario que los arroces largos con los que se suele elaborar el plato, no aporta otro sabor, dando el máximo protagonismo al pollo.

Chicken rice, uno de los grandes platos de Singapur
Ingredientes
  • Para el caldo:
  • 2 carcasas de pollo
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • Un trozo de jengibre de unos 3 cm de largo
  • 4 alitas de pollo
  • 1 pollo entero de la mejor calidad posible
  • Para el arroz:
  • 1 diente de ajo picado muy finito
  • Una pieza de jengibre de 1 cm de largo
  • 500 gramos de arroz Sundãri Sushi Rice
  • 1 litro de caldo de pollo
  • Opcional:
  • Una hoja de pandan (de venta en tiendas asiáticas, normalmente congelada)
  • Para la salsa picante de ajo y jengibre:
  • 3 dientes de ajo
  • Una pieza de jengibre de unos 5 cm
  • 2 chiles picantes (mejor bird’s eye)
  • 1 cucharada sopera de vinagre
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • Otros ingredientes:
  • Salsa de soja
  • Cilantro (opcional)

Instrucciones
  1. Para el caldo: Cuece todos los ingredientes cubiertos de agua durante hora y media en una olla express. Cuela, enfría y separa la grasa del caldo.
  2. Para el pollo: Hierve el caldo y cuando lo haga a borbotones echa el pollo entero (asegúrate de que está cubierto por el caldo), tapa la olla y apaga el fuego.
  3. Deja el pollo en el caldo durante una hora fuera del fuego; al cabo de ese tiempo tendrás el pollo más jugoso que puedas imaginar.
  4. Retira del caldo, deshuesa y reserva. (Si te gusta el pollo un poco más cocido, después de echar el pollo espera a que el caldo vuelva a hervir para retirarlo del fuego).
  5. Para el arroz: Saltea el ajo y el jengibre en un poco de aceite hasta que estén ligeramente dorados, luego añade el arroz, dora ligeramente y añade el caldo y la hoja de pandan (si la vas a usar).
  6. Cuece a fuego medio – alto hasta que el arroz absorba el agua. Tapa la cazuela, reduce el fuego al mínimo y deja que se cueza así durante 10 minutos. Deja reposar otros 5 minutos.
  7. Tritura todos los ingredientes de la salsa picante de ajo y jengibre.
  8. Final y presentación: Sirve el caldo en una taza, con un poco de cilantro picadito.
  9. En un plato sirve el arroz todavía caliente. Acompaña con el pollo a temperatura ambiente y con la salsa de soja y la de jengibre en pequeños platitos. Decora con cilantro (opcional).

  • Tiempo de preparación: 40 mins
  • Tiempo de coción: 2 hours 30 mins
  • Tiempo total: 3 hours 10 mins
  • Raciones: 4

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valorar receta: