Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra [Política de Cookies] Aceptar cookies
Arroz
Sundari

RICE & ENJOY El toque exótico de lo auténtico

Brochetas de pollo satay con arroz blanco thai

Principiantes · 23 Septiembre, 2015

Cómo hacer brochetas de pollo exóticas

Sorprender con un plato sencillo pero original no es difícil si te dejas atrapar por la cocina tailandesa. Hoy te enseñamos a preparar unas brochetas de pollo satay con arroz blanco thai que son una auténtica pasada. Y prepárate para alucinar saboreando uno de los platos más conocidos de la gastronomía asiática.

Si no sabes qué es el satay, no te preocupes, te lo contamos. Se trata de un plato muy popular en todo el Sureste Asiático, una comida que tiene su origen en los pinchos de carne de las barbacoas callejeras chinas, y que te traemos en su versión tailandesa porque, como ya sabes, los tailandeses son muy de comer en la calle. Primas lejanas del pincho moruno español, el souvlaki griego, el kebab turco o el yakitori japonés, siguiendo nuestra receta de satay te vas poder marcar tú mismo en casa unas sencillas brochetas de pollo satay con arroz blanco thai ¡de nivel!

Aunque existen versiones de brochetas satay con ternera, cerdo, pescado o gambas, lo más habitual es usar pollo. Para preparar las brochetas satay sólo vas a necesitar unas brochetas de bambú, la carne que pondrás en ellas, y unas especias. Muy importante, el paso fundamental para que queden bien es el marinado thai que le dará todo ese sabor satay: marina el pollo algunas horas antes en la nevera con un poco de cúrcuma, lemon grass, fenogreco y comino.

En Tailandia es muy típico tomar estas brochetas de pollo satay con arroz blanco thai acompañadas de una salsa de cacahuetes, pero no temas, que la preparación de esta salsa no es nada compleja. Con cacahuetes, puré de tamarindos, chiles, azúcar y alguna cosilla más, podrás disfrutar de una receta un poquito más elaborada, pero sin la necesidad de pasar mucho tiempo en los fogones.

Y ahora saca tu arte de cocinillas thai y atrévete como un buen maestro tailandés a cocinar estas brochetas de pollo satay con arroz blanco thai que serán la delicia de cualquier paladar.

Brochetas de pollo satay con arroz blanco thai
Ingredientes
  • 150 g de Sundari Thai Jasmine Rice
  • 30 g de ajos chinos
  • 8 brochetas de bambú
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Brochetas:
  • 700 g de pechuga de pollo
  • 20 g de lemon grass
  • 50 g de chalotas peladas
  • 5 g de galanga seca
  • 5 g de cúrcuma seca
  • 5 g de fenogreco
  • 2 g de comino molido
  • 5 g de sal
  • 8 g de azúcar
  • Salsa satay:
  • 20 g de lemon grass
  • 30 g de chalotas
  • 2 chiles rojos frescos
  • 2 dientes de ajo
  • 200 g de cacahuetes tostados
  • 30 g azúcar
  • 30 g de puré de tamarindo
  • Sal

Instrucciones
  1. Corta el pollo en tiras algo gruesas, unas 8 para ser exacto e introdúcelas en un amplio bol. A continuación, tritura el lemón grass, las chalotas, la galanga, la cúcuma, el fenogreco, el comino, la sal y el azúcar, hasta conseguir crear una pasta. Pica muy menudo el lemón grass, y así evitarás que tenga una textura astillosa. Añade todo esto último al pollo, mézclalo bien y déjalo reposar durante 3 horas en la nevera.
  2. A continuación, coloca las brochetas de bambú en remojo, para que no se quemen durante la cocción del pollo.
  3. Después, cuece el arroz en abundante agua y con un pellizco de sal, durante 9 minutos. Pasado este tiempo, cuélalo, refréscalo y escúrrelo. Aunque el arroz se cuece en 10 minutos, será durante el salteado cuando debas terminar su cocción.
  4. A continuación, ensartamos las tiras de pollo en cada una de las brochetas. Después, calienta una sartén amplia antiadherente, y pinta con aceite de oliva cada brocheta. Ahora, deberás ponerlas a dorar a fuego medio, volteándolas frecuentemente.
  5. Mientras tanto, elabora la salsa de cacahuete. Para ello, empieza picando muy menudas las chalotas y los ajos, y dóralos con unas cucharadas de aceite a fuego medio, junto con el lemon gras muy picado. Agrega las guindillas hechas puré y deja reducir el agua generada. Después, añade los cacahuetes triturados, el azúcar y la pasta de tamarindo, mezcla todo bien y cocina hasta evaporar de nuevo los líquidos a fuego medio. A continuación, añade agua y mezcla bien, hasta que consigas una salsa con cuerpo, a fuego bajo. Después, deberás sazonar y reservarla. Si lo prefieres, tritúrala.
  6. A continuación, en otra sartén amplia, a fuego fuerte, saltea el arroz con unos ajos chinos finamente picados y unas cucharadas de aceite hasta freír. Sazona al gusto.
  7. Ya puedes servir tus brochetas de pollo satay con arroz blanco thai y la salsa de cacahuete.

  • Tiempo de preparación: 26 mins
  • Tiempo de coción: 9 mins
  • Tiempo total: 35 mins
  • Raciones: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valorar receta: